Skip to main content

El anuncio de adelanto electoral por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tomado por sorpresa al sector logístico y de transporte de mercancías en su conjunto. Ante la cita electoral programada para el 23 de julio, diversos actores consultados expresan su preocupación por posibles demoras en la implementación de proyectos que formaban parte de la agenda del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Cuestiones como la Ley de Movilidad Sostenible, acciones para aumentar la cuota ferroviaria, y la negociación de Renfe Mercancías con potenciales socios quedan ahora en incertidumbre.

En general, los representantes del sector logístico muestran cautela y pocos se aventuran a hacer predicciones. Tanto el Ministerio de Transportes y el administrador público Adif, que impulsa muchos de los trabajos en la red ferroviaria, han optado por no realizar valoraciones en este momento. Incluso muchos actores del sector han preferido no extenderse sobre los posibles efectos del adelanto electoral y los resultados que se obtengan en las urnas.

LOS PROYECTOS Y LEYES EN EL AIRE

  • Aumento de la cuota ferroviaria: El aumento de la cuota ferroviaria al 10% para el año 2030 es una de las metas importantes establecidas en el Plan de Recuperación de España y es una condición obligatoria para recibir los fondos europeos del programa Next Generation. España ya ha recibido tres paquetes de fondos y espera recibir un cuarto en el futuro. El sector ferroviario ha expresado su preocupación por la lentitud en el cumplimiento de este objetivo, que también se ha visto afectado por las obras en la red ferroviaria.

Esto implica que, debido al actual estancamiento en la formación del nuevo gobierno, es probable que no se tomen medidas concretas para avanzar en el aumento de la cuota ferroviaria y cumplir con los objetivos establecidos en el Plan de Recuperación hasta que se forme el nuevo Ejecutivo. La definición de las políticas y acciones necesarias para alcanzar dicha meta dependerá de las decisiones y prioridades del próximo gobierno.

  • Renfe Mercancías: En octubre del año pasado, el operador público Renfe Mercancías recibió la aprobación de su matriz para iniciar las negociaciones con tres empresas navieras para seleccionar a su socio industrial. El objetivo era aumentar los tráficos internacionales y transformar a Renfe Mercancías en un operador logístico que brindara servicios integrales. En ese momento, se esperaba que la elección entre las tres ofertas seleccionadas (Maersk, MSC y CMA CGM) se realizara pronto.

Sin embargo, con las elecciones anticipadas, las negociaciones probablemente se detendrán, según fuentes cercanas y conocedoras del proceso. Aunque Renfe Mercancías afirma que continúa trabajando en ello, el adelanto electoral puede generar incertidumbre sobre el avance y la conclusión de las negociaciones con las empresas navieras.

Es importante destacar que, debido al cambio en el panorama político y la formación del nuevo gobierno, es posible que las negociaciones se vean afectadas y se requiera una reevaluación por parte de Renfe Mercancías una vez que se haya definido la composición del nuevo Ejecutivo.

Desde el ámbito ferroviario, FAPROVE considera que estábamos en el buen camino, como para que exista involución con un nuevo gobierno. Sería darse un tiro en el pie. Los datos así lo corroboran: Según el último informe de la CNMC, la percepción de empresas y usuarios del transporte ferroviario de mercancías ha mejorado en media global un 8%. La campaña “Mercancías al tren” sigue ganando adeptos. El máster de Seguridad Operacional Ferroviaria que imparte la Facultad UC3M tiene nueva edición con número creciente de alumnos. Todas las escuelas de maquinistas homologadas por la AESF, están cubriendo los cursos a pesar de costar más de 20.000 euros. Existe una auténtica revolución laboral en este sector, donde se absorbe a todos los que superen las pruebas llegando al pleno empleo. Fabricantes como Stadler, tiene pedidos para más allá de 5 años. La demanda de vagones de nuestros asociados es tal, que todas las fábricas europeas están colapsadas. La implantación de zapatas silenciosas para disminuir el impacto sonoro, es cada vez más frecuente en las flotas de nuestros socios. La infraestructura de la red convencional, por fin está acometiendo proyectos congelados de hace años, modificando gálibos en más de 50 túneles, 64 pasos a nivel, reforzando la seguridad, reduciendo rampas, etc. con motivo de la puesta en marcha de las autopistas ferroviarias. Creo que ningún político ni gobierno responsable, puede parar esta “locomotora” de iniciativas ferroviarias. Seguimos pensando que este es el momento de nuestro modo de transporte. Por otro lado, igual iba a haber comicios en noviembre, así que esa incertidumbre que dicen algunos se ha adelantado cuatro meses, tampoco es una tragedia, estaba previsto.

Desde las empresas portuarias y estibadoras, la Asociación de Empresas Estibadoras y Centros Portuarios de Empleo (Anesco) no ha emitido valoraciones concretas, pero creen que el impacto a corto plazo por el adelanto electoral será mínimo o incluso inexistente.

No obstante, existen proyectos vinculados a fondos europeos o financiados por ellos que no pueden verse afectados debido a los compromisos adquiridos con la Unión Europea, según fuentes del sector ferroviario. Por ejemplo, las actuaciones en las terminales de Adif, cuyas obras deben finalizar en junio de 2026 según los términos acordados con la Comisión Europea dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Los ecoincentivos marítimos y ferroviarios también seguirán adelante, ya que son ayudas que cuentan con financiación y aprobación directa de Europa, aunque puedan sufrir modificaciones por parte de la nueva administración.

En resumen, aunque la paralización de la normativa de movilidad genera incertidumbre, los proyectos financiados por fondos europeos y las ayudas relacionadas con el sector ferroviario y marítimo seguirán adelante debido a los compromisos adquiridos con la Unión Europea.