Skip to main content

El Ministerio de Transportes de España ha reafirmado su firme compromiso con los corredores Atlántico y Mediterráneo, en un evento destacado denominado ‘Corredores 360º: Atlántico y Mediterráneo’, organizado en el marco de la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea, y que tuvo lugar en Global Mobility Call. Este compromiso se manifiesta en un ambicioso plan de inversión que supera los 27.000 millones de euros destinados a su desarrollo y mejora hasta el año 2030, así como una asignación de 3.334 millones de euros en los presupuestos de 2023 para su ampliación y completamiento.

Estos corredores transeuropeos representan una infraestructura multimodal de vital importancia para el crecimiento económico y social de España, además de ser esenciales para las conexiones con Europa y la descarbonización del transporte de mercancías y pasajeros. Según el secretario de Estado de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, David Lucas, estos corredores se erigen como la palanca que permitirá mejorar la eficiencia de las empresas y la conectividad ciudadana.

Durante la inauguración del evento ‘Corredor 360º: Atlántico y Mediterráneo’, Lucas subrayó que los corredores brindan nuevas oportunidades tanto para las empresas como para los ciudadanos, y muchas de ellas ya son una realidad, mientras que otras se materializarán en los próximos cuatro años.

El corredor Atlántico se extiende a través de Portugal, España, Francia, Alemania e Irlanda, y en su paso por España abarca once comunidades autónomas, comprendiendo más de 5.300 kilómetros de vías férreas en su última propuesta de ampliación. El objetivo del Ministerio de Transportes es llevar a cabo obras de nueva construcción y renovación por valor de más de 16.000 millones de euros hasta 2030 para alcanzar sus objetivos. En 2023, los Presupuestos Generales del Estado contemplan una inversión de 1.648 millones de euros para completar y expandir el Eje ferroviario Atlántico.

El Corredor Mediterráneo se presenta como un proyecto estratégico de gran relevancia, destinado a convertirse en una ruta preferente para las conexiones de España con Europa, lo que contribuirá a la cohesión territorial al conectar Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña con Europa en ancho estándar. El Ministerio de Transportes prevé invertir más de 11.000 millones de euros en proyectos ferroviarios hasta 2030 y asignó 1.695 millones de euros en los presupuestos de 2023 para financiar estas acciones.

Este compromiso firme del Gobierno español con los corredores Atlántico y Mediterráneo promete impulsar el desarrollo económico, la sostenibilidad y la conectividad, tanto a nivel nacional como en el contexto europeo, contribuyendo así a un futuro más prometedor y eficiente para el transporte y la movilidad en España.