Skip to main content

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha aprobado la Estrategia Indicativa del desarrollo, mantenimiento y renovación de la infraestructura ferroviaria para el periodo 2021-2026.

 

El 30 de diciembre se publicó en el BOE la Orden Ministerial que firmó la ministra Raquel Sánchez Jiménez el pasado 23 de diciembre de 2022.

La Estrategia Indicativa del desarrollo, mantenimiento y renovación de la infraestructura ferroviaria (en lo sucesivo la Estrategia Indicativa) se encuentra dentro de la regulación establecida por la Ley 38/2015 del Sector Ferroviario, y  asimismo está contemplada en la Directiva 2012/34/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, por la que se establece un espacio ferroviario único europeo.

La Estrategia Indicativa tiene grandes garantías ya que está sometida a Evaluación Ambiental Estratégica ordinaria. En el año 2020 se inició este proceso, para ello iba acompañada de un borrador, de carácter técnico y de un documento inicial estratégico, de carácter ambiental.

El objetivo de la Estrategia Indicativa es establecer un marco financiero y  prioridades de la planificación ferroviaria, para corregir las carencias y desequilibrios de la red ferroviaria, donde coexisten infraestructuras muy modernas con otras relativamente obsoletas y tramos al límite de su capacidad con otros claramente infrautilizados. Con el fin de potenciar la red de transporte de mercancías, los corredores europeos y la interoperabilidad, para crear un espacio ferroviario único en toda la Unión Europea.

Dentro de esta iniciativa destacan los siguientes puntos estratégicos principales:

  1. Potenciar una movilidad urbana sostenible con el uso de Cercanías.
  2. Mejorar el mantenimiento y seguridad de la red ferroviaria y de esta forma evitar su descapitalización. Lo que supondrá un aumento de la fiabilidad, confort y seguridad del transporte ferroviario.
  3. Ayuda a la sostenibilidad económica de la red ferroviaria donde primará la eficiencia de los recursos destinados.
  4. Favorecer la interoperabilidad nacional e internacional con los corredores TEN-T, favoreciendo el transporte intermodal.
  5. Potenciar el transporte ferroviario de mercancías, y dar mayor importancia a la sostenibilidad medioambiental que esto supone.
  6. Fomentar la digitalización del transporte ferroviario
  7. Fortalecer la sostenibilidad medioambiental de TODO el sistema ferroviario.

La Estrategia Indicativa debe optimizar los recursos y aprovechar las infraestructuras existentes. También se prevé la continuación del desarrollo de la red de alta velocidad, con menos protagonismo que en años anteriores, pero aun así esto favorecerá a completar corredores nacionales y europeos.

Se trata de una gran ayuda en la política de transportes, definido en la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030, en la que se sitúa al ciudadano y al usuario en el centro de todo el sistema.