Skip to main content

Durante los días 21, 22 y 23 de noviembre en Algeciras  se ha reunido un grupo de trabajo con el  propósito de identificar las acciones necesarias para lograr una implementación completa de los requisitos de infraestructura de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T), que permita la circulación de trenes de carga que transportan semirremolques estándar de hasta 4 metros de altura en vagones con una altura mínima de 27 centímetros a lo largo de los corredores Mediterráneo, Atlántico y del Mar del Norte-Mediterráneo.

El objetivo principal es contribuir al crecimiento del tráfico intermodal y promover el cambio modal. Para lograr esto, la infraestructura debe respaldar el establecimiento de una autopista rodante en el eje principal del corredor, desde Algeciras hasta Zaragoza, y extendiéndose hacia el norte hasta Francia, Bélgica, los Países Bajos y Alemania.

El enfoque principal de este grupo de trabajo es facilitar el intercambio de mejores prácticas entre los interesados en relación con las autopistas rodantes viables que cruzan fronteras y el cambio modal resultante que generan. Se invitaron a representantes del sector ferroviario de España, Portugal, Francia, Italia, Bélgica, Luxemburgo, los Países Bajos y Alemania a compartir sus experiencias.

La reunión tuvo como objetivo recopilar perspectivas y conocimientos desde diversos ángulos y experiencias, incluyendo ministerios, empresas ferroviarias, gestores de infraestructuras, operadores privados y actores logísticos que representan diferentes modos de transporte. En casos apropiados, se esperarán compromisos claros por parte de los interesados para impulsar la implementación de las acciones identificadas.

Gilles Peterhans secretario general UIP (International Union of Wagon Keepers), de la que FAPROVE es asociado, ha participado en las Jornadas de Ports & Rail TEN-T Intermodal que se ha celebrado en Algeciras.

En concreto Gilles Peterhans participó el segundo día en la sesión sobre las especificaciones técnicas para el calibre de carga P400. En su intervención aprovechó para poner en el valor la labor que acomete FAPROVE en España. La sesión estuvo centrada en tratar en cómo habilitar la circulación de trenes de carga que transporten semirremolques estándar de hasta 4 metros de altura (P400) en vagones con una altura mínima de 27 centímetros a lo largo de los principales corredores europeos solo puede basarse en una imagen clara de las restricciones del calibre de despeje establecidas por los gestores de infraestructuras para partes específicas de su red, y la eliminación de restricciones donde ya no estén justificadas. Eliminar restricciones requiere mejoras significativas en la infraestructura, o la reevaluación, a nivel europeo si es posible, de los márgenes de seguridad establecidos individualmente por cada gestor de infraestructuras, o una combinación de ambos enfoques.

Algunos de los desafíos actuales para el transporte de mercancías en Europa surgen de metodologías diferentes que definen los perfiles de línea para el transporte combinado (TC) y enfoques diferentes en varios Estados miembros o gestores de infraestructuras, que establecen métodos diferentes para calcular los márgenes de seguridad para la carga.

La falta de armonización de las medidas de cálculo para los márgenes de seguridad dificulta la interoperabilidad y conduce a un uso subóptimo de la infraestructura, obstaculizando así el cambio modal. Armonizar métodos eficientes para la definición de perfiles de línea de Transporte Combinado será crucial para lograr operaciones transfronterizas sin problemas y rentabilidad, abriendo más rutas al Transporte Combinado.

El objetivo principal de la sesión era encontrar un equilibrio entre identificar los obstáculos para la definición de perfiles de línea óptimos para el transporte combinado versus la verdadera necesidad de mejoras en la infraestructura para una circulación fluida de trenes de transporte combinado. Atacando las causas fundamentales del problema y aplicando un método común, podríamos superar estos desafíos y optimizar la red de transporte para satisfacer las crecientes demandas del tráfico de mercancías.