Skip to main content

¡Avances en el Transporte Ferroviario! Tramesa y Transitalia inauguran pruebas en Abroñigal con sus Vagones de Autopista Ferroviaria

Tramesa, la división logística del grupo Armando Álvarez, junto con Transitalia, se prepara para poner en marcha un proyecto de autopista ferroviaria entre Valencia y Madrid. Este innovador servicio empleará una flota de vagones T4000e, fabricados por la empresa eslovaca Tatravagónka. En las próximas semanas, está prevista la llegada de la primera remesa de 20 vagones a España a través del paso de Hendaya.

Según Jesús Calvo, director de Tramesa, estos vagones permitirán iniciar las pruebas de carga y transporte en la terminal intermodal de Abroñigal, Madrid, a finales de abril. La iniciativa contará con el respaldo de Medway, filial de MSC, que se encargará de la tracción del servicio.

La flota estará compuesta por 20 vagones dobles capaces de transportar dos semirremolques cada uno, lo que agilizará significativamente el movimiento de mercancías entre ambas ciudades. Tramesa ha adquirido 35 vagones en propiedad y ha cerrado un acuerdo con Wascosa para alquilar otros 20, sumando así un total de 55 vagones disponibles para el servicio.

Por su parte, Transitalia se ha ocupado de adquirir los semirremolques específicos de camión del tipo P400. El objetivo es establecer cuatro trenes a la semana, lo que representaría unas 200 salidas anuales y brindaría una alternativa eficiente al transporte por carretera.

Una vez que los vagones estén disponibles, Tramesa espera comenzar los servicios tan pronto como el puerto de Valencia entregue la terminal del Dique del Este, actualmente en proceso de obras de infraestructura. Además, la compañía está en conversaciones con Adif para realizar mejoras en las infraestructuras y garantizar la conexión con Portugal, como parte de su plan para extender la autopista ferroviaria hasta Entroncamento.

El compromiso de Tramesa es ambicioso: tener lista la conexión Valencia-Madrid-Portugal para 2025. Con esta iniciativa, no solo se busca mejorar la eficiencia logística en el transporte de mercancías, sino también reducir la congestión en las carreteras y contribuir a la sostenibilidad ambiental.

En resumen, el proyecto de autopista ferroviaria entre Valencia y Madrid, liderado por Tramesa y Transitalia, promete revolucionar el transporte de mercancías en la región, ofreciendo una alternativa eficiente y sostenible que beneficiará tanto a la industria como al medio ambiente.