Skip to main content

En un paso trascendental para modernizar el transporte ferroviario en España, Tramesa está a punto de poner en funcionamiento una grúa pórtico en el puerto de Valencia para respaldar la autopista ferroviaria Madrid-Valencia. Esta inversión de dos millones de euros promete revolucionar la logística de carga entre las dos ciudades, eliminando la necesidad de miles de camiones en la ruta.

Ensamblaje de la Grúa Pórtico:

El proceso de ensamblaje de la grúa pórtico está a punto de comenzar después de trasladar los componentes desde el fabricante, Grualia, en Murcia, hasta el puerto de Valencia. Equipada con dispositivos para medir la holgura final de cada vagón, esta grúa será fundamental para el acople y desacople de remolques en los convoyes ferroviarios que conectan Valencia y la terminal de Abroñigal en Madrid.

Autopista Ferroviaria para el Futuro:

La autopista ferroviaria, impulsada por Medway, operará con composiciones de 20 vagones dobles capaces de transportar dos semirremolques cada uno. La estimación es eliminar alrededor de 18,000 camiones en la ruta Madrid-Valencia, marcando un avance significativo hacia la sostenibilidad y la eficiencia logística. La iniciativa aspira a establecer una frecuencia semanal para la autopista ferroviaria, proporcionando una solución de transporte más rápida y sostenible.

Colaboración y Desafíos Logísticos:

Durante el IV Encuentro Logístico de Florida Universitària, Carlos Pereda, Director Financiero de Tramesa, enfatizó la importancia de la colaboración y la superación de desafíos logísticos para este ambicioso proyecto. La adquisición de 35 vagones T4000 y acuerdos con Wascosa para agregar otros 20 vagones reflejan la determinación de Tramesa para impulsar la transformación del transporte ferroviario.

Desafíos Únicos y Soluciones:

Carlos Pereda, representante de Tramesa, destacó las características distintivas de los vagones, con un espacio mínimo que permite la entrada de dos semirremolques en un vagón doble. La seguridad es una prioridad, con sensores y dispositivos de medición instalados para garantizar eficiencia y protección en cada operación.

Terminal Grimaldi: Un Punto Clave:

Rubén Marín, Subdirector de la Autoridad Portuaria de Valencia, resaltó la complejidad logística del proyecto y la escasez de espacio en los puertos. La terminal de Grimaldi destaca como un caso único, con inversiones en infraestructura y coordinación con la autoridad portuaria para hacerla compatible con la autopista ferroviaria.

Por otro lado, según informó Juan Carlos Aroca, Director del Área de Negocio y Desarrollo de Transitalia, en la Jornada celebrada en Vitoria el pasado día 13 sobre el Corredor Ferroviario Cantábrico-Mediterráneo, confían en que si todo marcha como está planificado, en la primavera del próximo año 2.024 empezarán a rodar los primeros vagones llevando camiones de Italia-Valencia-Madrid y viceversa, en lo que será el inicio de la primera autopista ferroviaria.

Conclusión:

La instalación de la grúa pórtico marca un hito significativo en el esfuerzo de Tramesa por impulsar la transformación del transporte ferroviario en España. Con soluciones innovadoras y una visión centrada en la sostenibilidad, este proyecto tiene el potencial de remodelar la logística de carga, ofreciendo una alternativa eficiente y respetuosa con el medio ambiente para la conexión Madrid-Valencia. A medida que Tramesa toma la iniciativa, la industria ferroviaria en España está lista para un viaje transformador hacia un futuro más sostenible y eficiente.